Archivar por abril, 2010

Visión y Pintura. La lógica de la Mirada Norman Bryson

VISION Y PINTURA : LOGICA DE LA MIRADA

VISION Y PINTURA : LOGICA DE LA MIRADA

La tesis general del texto gira alrededor de la generación de una postura teórica que posibilite el desarrollo de una historia material del arte. Para ello, el autor, advierte la necesidad de un replanteamiento radical de los métodos utilizados por la historia del arte, algunos de los cuales califica como supuestos tácitos. Leer más

México

UrbanMex

urbanMex

Aquí la primera de una serie de reflexiones gráficas en torno al bicentenario de este surreal e informe país México.
Atl Tlachinolli

Fragmentación y Posmodernismo

Kerze (1982)

Kerze (1982) Gerhard Richter

La idea central que pretendo incorporar en este ensayo, es la de que en el arte a partir de las crisis de la modernidad y el posmodernismo, se ha puesto en cuestión, como una constante, la posibilidad de una unidad que se presente como lo inteligible del arte y la obra de arte. Leer más

Otros toys

Un silencio

El silencio te acompaña cada mañana, tembloroso, tras cada sueño irrepetible, de vuelta siempre a lo innombrable, a la cierta vaciedad que siempre anhelas, te acompaña en las lagañas masilentas, en el agua fría, se diluye en todo, si alguna vez pudiese callarte.
Hoy comienza, lo repasas mentalmente, comienza a oler, se siente, a cada paso, con cada movimiento, te da risa, te hace cosquillas. Así es, se cuela en cada pequeño poro del cuerpo, penetra dolorosamente por cada célula y circula, haciendo estragos en tus neuronas, conquistando tus mundos, habitante de tus absolutos.
Si pudieras callarlo, no, lo deseas, recorre tus pies, va a tu cerebro, lo vomitas, lo gritas y te vuelves a callar la boca, detenlo, silencio otra vez…

Volver a arriba

Notas sobre arte y tecnología

Trasgresión lúdica, de un entramado infinito de textualidad, un modernismo seguro de su rechazo a la representación y la realidad, de su negación del sujeto, de la historia y del sujeto de la historia, un modernismo absolutamente dogmático (del narcisismo) en la recusación de la presencia y en el elogio de las interminables ausencias, desplazamientos, postergaciones e indicios que producen presumiblemente no angustia sino, en Barthes jouissance, placer.